martes, 2 de diciembre de 2014

AVISO


Un total de 142 trabajos, provenientes de 15 países, fueron recibidos para la III edición del Concurso de Microcuentos "Lebu en pocas Palabras", que organiza el Club de Amigos de la Biblioteca de Lebu Samuel Lillo Figueroa gracias al patrocinio la Municipalidad de Lebu. La convocatoria cerró el día sábado 15 de noviembre a las 23:59, hora de Chile continental; cierre no exento de problemas, principalmente con el servidor y el equipo en el cual se almacenan los trabajos y por el cual damos las disculpas del caso.

Asimismo, y de acuerdo a lo anunciado con antelación, nos corresponde entregar la nómina de las personas responsables de evaluar cada uno de los trabajos llegados a concurso, proceso que se inició durante noviembre y se prolongará hasta finales de este mes y principios de enero. La fecha prevista para la publicación de los resultados será el 15 de enero, a través de este blog y otras instancias que los organizadores estimen.

JURADO

Viviana Flores, narradora y poetisa. Profesora de Lenguaje y Comunicación de la Escuela Rebeca Castro Araneda de Lebu, y Profesora Guía de los Talleres Comunales de Lenguaje de Segundo Ciclo. Ha sido integrante del panel de jueces de este certamen en sus versiones anteriores. Ha sido publicada en España, en una antología literaria editada en papel y en algunas redes sociales.

Marcela Mariqueo, cuentista, poetisa y cantante. De profesión Diseñadora Industrial, actualmente cursa la carrera de Psicología. Se ha desempeñado como encargada cultural de la Gobernación Provincial de Arauco y de la Municipalidad de Lebu. Algunos de sus microcuentos y poesías han sido publicados en España y en varias redes sociales.

Nazareno Medel, cuentista y poeta, especializado en literatura fantástica y gestor cultural. Licenciado en Antropología; cuenta con varias investigaciones relacionadas con el rescate del patrimonio inmaterial de Lebu, financiadas por fondos gubernamentales. Es un activo defensor del Medio Ambiente. Participa en la puesta al aire del programa radial "Del carbón al Leufú" transmitido por Radio Rigoberto Iglesias Bastidas.

Alfredo O. Torres, narrador y poeta. Licenciado en Literatura, con amplia experiencia en educación popular y talleres de apreciación cinematográfica. Parte de su obra ha sido publicada en varias antologías y medios escritos. En 2008 publicó en Lebu su novela "La memoria mutilada". En la actualidad prepara la publicación de una segunda novela. 

Cabe señalar que hasta el 15 de diciembre habrá plazo para comentar los trabajos publicados en este blog. Con posterioridad a esta fecha, no se considerarán más comentarios y el jurado procederá a cotejarlos con las apreciaciones originadas en las deliberaciones que se desprenden de cada uno de los trabajos.  

FECHA DE PUBLICACIÓN PREVISTA RESULTADOS:
15 DE ENERO 2015


A los autores y autoras que han participado en esta nueva edición de Lebu en pocas palabras, deseamos nuestros más sinceros agradecimientos por participar y confiar en este certamen.

142 MINAS DE EMERGENCIA

"Minas de emergencia" por Neruda



El día que Juan Mackay decidió buscar las minas de carbón de piedra en Lebu, comenzó la travesía del progreso. Los lugareños nunca vieron a un escocés tan terrenal: a un médico no se le podía permitir esos desbordes de locura. 

Los indios de la zona, reacios en principio, vieron en los ojos del extranjero una dosis de confianza. Se acercaron a él, trataron de entenderlo. Fue difícil allanar los obstáculos y digerir la aceptación de una vida nueva. Lo menos complejo fue el ascenso repentino: el desdoblamiento de la modernidad trajo consigo el éxtasis de la prosperidad anunciada.

Incluso la corbeta Esmeralda, en medio del estruendo bélico, se lo agradecería también. La guerra trocaba en gloria, y el esfuerzo concebía el progreso lebulense.


Muchos años después, Mackay dejó la vida en una exploración minera. Una calle de Lebu tomó su nombre y desde entonces se eternizó la memoria de un pueblo emergente.

141 APRENDIENDO A COCINAR

"Aprendiendo a cocinar" por Caníbal




-          ¿Controlaste el fuego? Sí, mamá.
-          ¿Untaste la grasa que te dije?
-          Ya lo hice.
-          ¿Pusiste sal?
-          Sí.
-          ¿Y las especias?
-          También.
-          Te noto distraída.
-          Estoy atenta.
-    ¿Lavaste las verduras?
-          Sí, mamá.
-          Este no es un platillo cualquiera.
-          La otra vez salió la carne muy dura.
-          Dices que no lo has probado.
-          No comí pero sí ayudé a cocinar.
-          Ve a ver si ya empezó a hervir el agua.
-          Ya está hirviendo.
-          Bueno, ya que estén cocidas las verduras metes la carne.
-          ¿Qué más?
-          Nada, me voy adentro a poner la mesa.
-           Iré por el misionero. A mí su color como que me da asco.Dice que viene de un lugar llamado Lebú. Allá ellos, yo no lo voy a probar. ¡Fúchila!

140 PELIGRA UN BICHARRACO EN LEBU

"Peligra un bicharraco en Lebu" por Salsipuedes


Hasta mi barrio llega, desde los bosques del arrabal, un bicharraco de regular tamaño; mucho más grande que las palomas grandes. Yo calculo que sus alas extendidas miden ochenta centímetros. Me embelesa cuando empieza a clarear porque viene en picada hasta casi estrellarse para remontar de nuevo. Me imagino que vive en la copa del árbol más alto y que mi casa es el epicentro de sus andanzas en busca de su comida diaria.

Los habitantes de Lebú tendrán que apresurarse si quieren verlo. Hay que otear el cielo de madrugada, de espaldas al mar, porque a esa hora suena el solitario balazo de alguien que, sin apuros y a razón de un solo disparo por día, espera voltearlo alguna vez. Por eso tiene que apresurarse quien quiera conocerlo ya que tarde o temprano el dillinger le va a acertar y chau bicharraco.

139 PERDIDO EN LEBU

"Perdido en Lebu" por Alexis Pellizari



Desperté, sin saber que suelo pisaba, mi cuerpo está hundido en  el barro, lo último que recuerdo es el carrete de anoche pero no lo que pasó. 

Pude divisar mi auto incrustado en un árbol. Perdido,  sin vehículo,  sólo deseaba  volver. Caminé kilómetros en medio de puro campo, acompañado únicamente de la lluvia empapándome hasta los huesos. De súbito me topé con una cabaña, me acerqué… Una pareja de abuelitos me recibió.

-¿Qué desea joven? ¿Es mochilero?- dijo la abuelita con cierto grado de seguridad.

-No, estoy perdido… no sé cuál es esta ciudad

-¿No sabes? Estás en mi hermoso Lebu, entra chiquillo.


La pareja de ancianos me trató como un hijo esa tarde. Tomando un reconfortante café, me contaron sobre mitos y lugares fabulosos de Lebu. Una ciudad que descubrí por accidente, pero con tanta historia que me había entusiasmado en conocerla más.

138 EL TREN

"El tren" por Cayoluci




Habrá  un  tren  yendo  a  la  muerte  o  que  el  tiempo  puerto  del  destino  que  justifique  de  fantasmas  llevar  valijas  ¨  o  quien  de  estos  las  revele  ¨.  al  menos  la tripulación  en  general  son  ordinarias  mortales  el  hecho de  algunos  viejas  llevan  sus  calzones  almidonados  y  eso si  de  porte  bien  arregladitas ,  algunos  viejos  llevan  de  sus  pertinencias  (..Calzones).  Cosa  de  hombría  los  tratos  del  pueblo  cerradas  de  una  mano  a  otra  -  ahí  a  las  maletas  -  incluirán  la pituca  además  a  casi  recién  ensalivadas.

´El  transcurso  ¡del emético!  es  de  la  diestra  de  árboles  de  sierras  dibujadas  y  la siniestra  de  don  sata , pero  aquí  como  en  todos  los  viejas  la  letanía  a  razón  del tiempo  y  la  duración;  es  tránsito  del  alma  que  está  ahí  el  anhelo  de  llegar  vivo 

quizás  no´

de  Lebu  lleven  en  su  mortalidad .  o  lo  contrario  MUERTE  

137 EL NIÑO y EL PARAÍSO

"El niño y el paraíso" por Cayoluci




…que pesadillas.  de  dormir  no  por  los  tenga  no  lo  aun  acompañan  a  un  soñar.  por  mal  dormir  de  Andresito  en  causa  la media  no  con  resultados  constatan  de  si  ¨´de  que  ver  paraísos  donde  no  los  hay  ir   a  casas´  `donde  ricos  a  adentro  <no  que  triste>  si  de  ventana  al  mundo  mejorado  ¨´de  la  tv  es  cierto  modo  para  ventilar  del  ideal  /alimenticio/  cuando  tomando  su  leche  a  algo  como  te   al  ras  a  esta  idea  leche  más  diluida  ,  a  tras  pie  un  ,de  un  tierno  reclamo  -a  contestación  un  no  se  ameniza  los  problemas  <de  lo  no >  que  tenían  los  ricos  se  convierten  ahora  en  dejarlos  atiborrados  en  pobreza.

-Mama  y  yo  que  no  y  ellos  margarina  ¡somos  ricos!

-Desde  todo  y  de  todo  de  que  no  querían  soltarlos  los  tragos  al  paraíso,  Andrés  de  Lebú  y  el  mundo  hoy  sueña.